Cristo en vosotros, la esperanza de gloria

La Pureza significa huir de toda gratificación sexual  que venga a nosotros desde fuera de nuestro matrimonio. ¿Estás viviendo en pureza?…

¿Por qué Vivir en Pureza?

Porque es la voluntad de Dios, y su voluntad es el camino para que tengamos placer verdadero y duradero, y solo lo tendremos si lo  buscamos en Dios. El problema no es buscar placer sino donde lo buscamos. Salmo 16:11; 37:4

Las reglas son para los niños, los principios son para los maduros. Y el verdadero placer es para aquellos que lo buscan en Dios.

¿Cuál es lo más Mínimo de la Impureza Moral?

La norma que Dios estableció es que evitemos todo indicio de inmoralidad sexual en nuestra vida.

Según Mateo 5:28 “codiciar a una mujer en el corazón”, esto es adulterio espiritual.

Empieza con los ojos, se nutre con el pensamiento en el corazón y me revela en nuestras acciones. La mente es motivada  a pensar por lo que entra por nuestros ojos.

Alguien dijo: La primera mirada es casualidad, pero la segunda mirada ya es codicia.

¿Por qué hay tantos cristianos que no pueden escapar de la impureza moral?

Cada día tomamos pequeñas decisiones inmorales, al parecer carentes de consecuencias, que nos van llevando lentamente hacia inmoralidades mayores. Llegar a la inmoralidad es el proceso de tus malas decisiones.

  1. Porque no entienden que están muertos. Romanos 6:6, 11
  2. Porque no toman a este pecado en serio. Juegan y hacen bromas de la inmoralidad.
  3. Porque no son conscientes del mal que hay en ellos. Ro. 7:21
  4. Porque no luchan, y piensan que esa es la vida que les toca vivir.
  5. Porque alimentan sus deseos. Romanos 6:12
  6. Porque escogen mezclar sus propias normas de conducta sexual con las normas que Dios estableció.  Dios sabe que podemos escoger ser puros. Entonces ¿Por qué no lo hacemos? No somos víctimas de una amplia conspiración que nos atrapa sexualmente, “Solo escogimos mezclar nuestras propias normas de conducta sexual con las normas que Dios estableció” Y al ver que las normas que Dios estableció son demasiado difíciles, entonces creamos una mezcla: algo nuevo, algo cómodo, algo mediocre.

Principios Divinos Establecidos por Dios.

Mt. 5:28; Mr. 7:21-23; Hch. 15:29; Ro. 13:12, 13; 1Co. 15:11; 1Co. 6:13, 18; 2Co. 12:21; Ga. 5:16, 19; Ef. 5:3-4: Col. 3:5-6; 1Ts. 4:3-5. 7; He. 12:16; He. 13:4; 1P. 4:3; Judas 7; Ap. 2:14; Ap. 2:20; Ap. 21:8

  1. La inmoralidad sexual comienza con las actitudes lascivas de nuestra naturaleza pecaminosa.
  2. Nuestros cuerpos no se crearon para la inmoralidad sexual, sino para el Señor, quien después de crearnos nos llamó a una vida de pureza sexual. Su voluntad es que todo creyente sea puro sexualmente en sus pensamientos, en sus palabras y en sus acciones.
  3. Es santo y honorable, evitar por completo la inmoralidad sexual, arrepentirnos de la misma, huir de ella y darle muerte en nuestras vidas al andar en el Espíritu.
  4. No debemos estar íntimamente asociados con otros creyentes que insistan en la inmoralidad.
  5. Si convences a otros para que participen en la inmoralidad sexual, el mismo Jesús tendrá algo en tu contra.

Mentiras de la Impureza Moral

  1. Yo lo puedo controlar.
  2. Puedo practicarlo sin sufrir consecuencias.
  3. Cuando me case se acabara el problema.
  4. El tiempo me ayudara a superarlo.

Como Tratar con la Impureza Moral

  1. Confía en Dios. Si se puede, pero desde la perspectiva de Dios. La confianza es probada en la obediencia. Ro. 1:17
  2. Se consciente del Peligro de este pecado, tómalo en serio. Ro. 7:17-24
  3. Ponte al frente de la Batalla. Debes estar alerta cada día, como un soldado en plena batalla. He. 12:1-4
  4. Te cuidado cada día. Mt. 6:13; 26:41; 1Co. 10:12;
  5. Controla tus ojos. Job 33:1
  6. Mata de hambre del deseo pecaminoso. Col. 3:5
  7. Cortando las fuentes de alimentación.
  8. Renovando tu mente con la Palabra de Dios. Ro. 8:13
  9. Busca consejería. Pro 11:14; Ecl. 4:9, 10 Una razón para buscar la ayuda de otro es que hasta ahora no has podido solo, deja el orgullo y se humilde. Stg. 4:6
  10. Huye. Esta es la estrategia cuando el deseo carnal es grande. 1Co. 6:18; 1Ti. 2:22. El ejemplo de José, Ge. 39
  11. Medita y repasa cada mes acerca de la pureza para hacerlo parte de tu vida.
  12. Se perseverante, se necesita tiempo. El hecho de que hayas caído una vez mas no es licencia para quedarte en ese estado, tienes que seguir luchando. No hay opción, Dios no te hizo cobarde, eres más que vencedor, Cristo ya nos dio la Victoria.

Pastor Roger Puma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: