Cristo en vosotros, la esperanza de gloria

1.      Una relación no es saludable cuando enfatiza la intimidad, pero no el compromiso

Profundizar la intimidad sin profundizar el nivel de compromiso es muy peligroso. Muchas personas que experimentan profundo dolor al exponerse y hacerse vulnerables emocional y físicamente, sólo para ser abandonados por otros que dicen no estar preparados para establecer un compromiso más serio y formal. Quizá pienses que la intimidad entre un hombre y una mujer no es nada más que la decoración de un pastel de una relación que se dirige hacia el matrimonio. Si consideramos la intimidad desde este punto de vista, entonces la gran mayoría de relaciones modernas son pura decoración.

Por lo general carecen de propósito o de un destino definido. En la mayoría de los casos, especialmente entre los adolescentes, la relación es a corto plazo y satisface las necesidades del momento. Las personas salen juntas porque anhelan disfrutar de los beneficios emocionales y aun físicos de la intimidad, sin la responsabilidad de un verdadero compromiso.

La intimidad sin compromiso despierta los deseos —emocionales y físicos— que en la pareja, ninguno de los dos pueden suplir correctamente. En 1 Tesalonicenses 4:6, la Biblia se refiere a esto como “defraudar” o engañar a alguien al elevar las expectativas de lo que puede ser, y no cumplir con lo prometido.

2.      Una relación no es saludable cuando pasa por alto la etapa de la amistad

Al estar con un amigo te sientes libre de ser tú mismo, y de participar en actividades juntos, sin pasar horas frente al espejo procurando verte perfecta, o cuidando cada cosa que haces por no “ofender” a la otra persona.

El autor C.S. Lewis describe la amistad como dos personas que caminan una al lado de la otra y se dirigen hacia una meta común. Lo que los une son los intereses que tiene en común. Una relación fundamentada sólo en la atracción física y sobre sentimientos románticos, va a durar tanto como duren los sentimientos: ¡muy poco tiempo!

3.      Una relación no es saludable cuando se confunde la relación física por amor

Cuando consideramos que en nuestra cultura el «amor» y el «sexo» se consideran intercambiables, no nos debe sorprender la mayoría de los noviazgos modernos confunden la atracción y la intimidad sexual con el verdadero amor. Tristemente, muchos jóvenes creyentes tienen este tipo de vínculos que refleja esta falsa manera de pensar.

Si la relación se dirige desenfrenadamente hacia la intimidad artificial, las dos personas involucradas permiten que las necesidades y las pasiones del momento se vuelvan centrales. La pareja no se considera como posibles compañeros de por vida, o tampoco toman en cuenta las responsabilidades de un matrimonio. En vez de esto, se concentran en las demandas del momento, y es con este tipo de mentalidad que la relación física de la pareja puede fácilmente convertirse en el centro de atención.

Si un chico y una chica pasan por alto la etapa de la amistad, a menudo la lujuria se convierte en el interés que los une. Como resultado, la pareja juzga la seriedad de su relación basado en el nivel de la relación física. Comienzan a distinguir su relación especial por medio de darse las manos, besarse y todo lo que le sigue. Es un error pensar que salir con alguien implica cierto nivel de participación física.

Centralizándose en el aspecto físico dentro de este tipo de vínculos, es simplemente pecado. Dios demanda pureza sexual, y lo hace por nuestro bien. Involucrarse con otra persona físicamente puede distorsionar la perspectiva que dos individuos deben tener el uno del otro y llevarlos a tomar decisiones poco sabias. Dios también sabe que inevitablemente llevaremos con nosotros al matrimonio los recuerdos de las relaciones físicas pasadas. Él no desea que vivamos vidas llenas de culpa y remordimiento.

4.      Una relación no es saludable cuando aísla a la pareja de otras relaciones vitales

Cuando permitimos que una relación opaque todas las otras, hemos perdido toda perspectiva. Proverbios 15:22 dice: «Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; mas en la multitud de consejeros se afirman». Si las decisiones que tomamos respecto a la vida están fundamentadas sólo en la influencia de una sola relación, es muy probable que nuestras decisiones sean deficientes.

Los asuntos de mayor importancia relativos al matrimonio, la familia y la fe probablemente están en peligro cuando el consejo depende de alguien tan joven e inexperto como tú. La supervisión de tu relación por parte de tus padres o líderes, además de sus consejos, harán de tu relación algo más saludable y estable.

5.      Una relación no es saludable cuando distrae a los jóvenes de su responsabilidad principal que es prepararse para el futuro

Una de las tendencias más tristes causadas por las citas amorosas es la manera en que los jóvenes se distraen y no desarrollan las habilidades y destrezas que Dios les ha dado. En lugar de capacitarse con el carácter, la educación y la experiencia necesaria para tener éxito en la vida, son muchos los que permiten ser consumidos por sus necesidades físicas.

6.      Una relación no es saludable cuando crea un ambiente artificial para la evaluación del carácter de la otra persona

En algunos casos una relación basada sólo en lo físico y muy apresurada crea un ambiente artificial en el cual dos personas podrán fácilmente proyectar una imagen artificial. Este ambiente artificial impide que la persona manifieste claramente sus características positivas y negativas. Durante una relación superficial, cualquier individuo puede cautivar el corazón de la persona con quien ha salido. Ser encantador en una cita no dice nada sobre su carácter o su habilidad para llegar a ser un buen esposo o esposa.

La prioridad en una relación saludable no debe ser alejarse de la vida real. Necesitan conocerse el uno al otro en el ambiente real compuesto por amigos y familiares. Ambos necesitan verse sirviendo y trabajando. ¿Cómo se relaciona él con las personas que lo conocen mejor? ¿Cómo reacciona ella cuando las cosas no funcionan a la perfección? Al considerar quién será nuestro futuro compañero, necesitamos encontrarle respuesta a este tipo de preguntas, que no serán contestadas durante ni por medio de las citas.

Seminario: Amigos y Novios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: