Cristo en vosotros, la esperanza de gloria

Juan 3:36 – Rechazar a Jesucristo es tener todo el peso de la ira de Dios sobre ti.

La justicia de Dios demanda que todo pecado sea castigado

Claro Dios es amor pero también es justo

Si Dios no fuera justo, no demandaría el castigo por causa del pecado, Su Hijo sufrió ese castigo.

Y si Dios no fuera amoroso, no hubiera estado dispuesto entregar su Hijo para que sufriera y muriera. Pero Dios es  tanto justo como amoroso.

Rechazar a Jesucristo es tener todo el peso de la ira de Dios sobre ti.

SOMOS PECADORES

La ley de Dios demanda: Deuteronomio 6:5 5Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.”

Esto es lo que es pecado: Deshonrar a Dios prefiriendo otras cosas antes que a Él, y actuar  conforme a esas preferencias.

Entonces la Biblia dice en Romanos 3:2323por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.”

Glorificamos lo que más disfrutamos, y eso no es Dios.

LA GRAVEDAD DE NUESTROS PECADOS

Nuestros pecados no son leves (pequeños) son graves.

La seriedad (gravedad) de un insulto (ofensa o pecado) aumenta según la dignidad (posición, importancia) del insultado.

Nuestros pecados llegan a ser graves no por la clase o tamaño de pecado que hayamos hecho.

Ejemplo: Uno empezaría a comparar sus pecados con los demás y siempre encontraremos uno peor o mejor que nosotros.

Nuestros pecados son graves porque son contra Dios.

Ejemplo: una ofensa (pecado) a una persona común, policía, jefe de policía, ministro, presidente, y Dios.

El Creador del universo es infinitamente digno de respeto y admiración y lealtad. Por consiguiente dejar de amarlo no es cosa ligera, es traición. Esto deshonra a Dios.

LA JUSTICIA DE DIOS – Su ira por los pecados

Dios en su justicia no pasa por alto nuestros pecados, siente ira santa contra ellos y determina que sean castigados. Y ha dejado esto bien en claro.

Romanos 6:2323Porque la paga del pecado es muerte

Ezequiel 18:4  “4He aquí que todas las almas son mías; …el alma que pecare, esa morirá.”

Gálatas 3:1010Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas.”

Si practicas la ley obedeciéndola para vivir mejor, haces bien; pero si pretendes ir al cielo por esas leyes, estas equivocado porque no eres perfecto y al fallar uno te hace maldito.

No castigar el crimen, la ofensa, el pecado sería injusto

Si un juez no sentencia castigo sobre un criminal, sería corrupto, habría corrupción en el tribunal.

Si Dios no juzgará el pecado, no sería justo, seria corrupto, sería aceptar la degradación de Dios.

LA SALVACIÓN, Dios es Justo y también es amor.

Y por su amor envía a su propio hijo para absorber su ira y llevar sobre sí la maldición por todos lo que confían en él.

Gálatas 3:13.13Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición

Jesucristo es la propiciación de nuestros pecados

Romanos 3:25.25a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados.”

Propiciación es la eliminación de la ira de Dios mediante la provisión de un sustituto. El sustituto es dado por Dios mismo.

El sustituto es Jesucristo, el que elimino, absorbió la ira de Dios sobre el mismo.

El sustituto, Jesucristo, no solo cancela la ira; la absorbe y la traslada de nosotros a sí mismo.

La ira de Dios es justa, y fue aplicada sobre Cristo en vez de a nosotros.

El sufrimiento del castigo fue aplicado sobre Cristo en vez que a tí.

El látigo del castigo fue aplicado sobre Cristo en vez de tu cuerpo

La muerte por el castigo fue aplicado sobre Cristo en vez de tu vida

Nunca nos asombraremos de que Dios nos ama, hasta que nos demos cuenta  de la seriedad de nuestro pecado y la justicia de su ira contra nosotros.

Al que se le perdona más, mayor amor muestra. Ese amor a Dios es en respuesta al amor que se recibió.

1Juan 4:10.10En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en (absorbente de ira) propiciación por nuestros pecados.”

Dios castiga el pecado porque es justo y no porque deje de amar. Su amor fue demostrado en la Cruz. Juan 3:1616Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

Su castigo será mostrado en su ira condenando a todo pecador que rechaza a Jesucristo. Juan 3:3636El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

CONCLUSIÓN:

  1. Tus pecados son graves porque son contra Dios.
  2. Dios en su justicia no pasa por alto tus pecados, siente ira santa contra ellos y determina que seas castigado.
  3. Jesucristo cancela la ira de Dios, pero no solo la cancela; la absorbe y la traslada de nosotros a sí mismo.
  4. Rechazar a Jesucristo es tener todo el peso de la ira de Dios sobre ti.

Conclusión: “Confía en Jesucristo porque murió para absorber la ira de Dios que esta sobre ti.”… Confía en él entregando toda tu vida.

Fuente: "La Pasión de  Cristo"

WWW.TODOCONSEJO.COM

Todo Tipo de Consejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: