Cristo en vosotros, la esperanza de gloria

El cristianismo no solo es una religión, filosofía o pensamiento de origen humano.

Lo que hace diferente al cristianismo de las otras religiones, filosofía, etc. Es la resurrección de su fundador. De paso… no todas las religiones nos llevan a Dios. Nadie dijo como Jesús: Juan 11:25, 26

La resurrección es el hecho más resaltante de la historia

EL PRECIO DE LA RESURRECCION

La muerte de Cristo fue el precio de su resurrección. Por eso Hebreos 13:20, 21 dice que Dios lo resucitó de los muertos «por la sangre del pacto eterno».

La «sangre del pacto» es la sangre de Jesús. Como Él dijo: «Esto es mi sangre del pacto» (Mateo 26:28). Cuando la Biblia habla de la sangre de Jesús, se refiere a su muerte.

No se lograría la salvación por el mero desangramiento de Jesús. Su desangramiento hasta morir es lo que hace crucial su derramamiento de sangre.

SU RESURRECION NOS MUESTRA SU MUERTE PLENA.

Ahora, ¿qué relación existe entre este desangramiento de Jesús y la resurrección? Lo que la muerte de Cristo logró fue tan pleno y tan perfecto que la resurrección fue el premio y la restitución del logro de Cristo en la muerte.

Si no hubiera muerto de verdad, entonces solo hubiera reaccionado y no resucitado.

La ira de Dios se satisfizo con el sufrimiento y la muerte de Jesús.

La maldición santa contra el pecado quedó totalmente absorbida.

La obediencia de Cristo se completó en toda su medida.

El precio del perdón fue totalmente pagado.

La justicia de Dios fue totalmente restablecida.

Lo único que quedaba por lograr era la pública declaración de la aprobación de Dios. Esta la dio levantando a Jesús de entre los muertos.

SU RESURRECCION DEMUESTRA QUE ERA EL HIJO DE DIOS

1Corintios 15:17, el punto no es que la resurrección es el precio pagado por nuestros pecados. El punto es que la resurrección demuestra que la muerte de Jesús es un precio totalmente suficiente.

Si Jesús no se hubiera levantado de entre los muertos, su muerte hubiera sido un fracaso, Dios no hubiera restablecido su logro de llevar nuestros pecados, y estaríamos aún en ellos.

El éxito de su sufrimiento y su muerte fue restablecido. Y si ponemos nuestra confianza en Cristo, no estamos aún en nuestros pecados.

Porque «por la sangre del pacto eterno», el Gran Pastor ha resucitado y vive para siempre. Juan 11:25, 26

Fuente: "La Pasión de Cristo"

WWW.TODOCONSEJO.COM

Todo Tipo de Consejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: