Cristo en vosotros, la esperanza de gloria

Entradas etiquetadas como ‘iglesia’

La Iglesia, Una de Nuestras Prioridades

Construimos nuestras vidas alrededor de nuestras prioridades. Construir su vida alrededor de la iglesia significa hacer de ella el tipo de prioridad alrededor de la cual fluyen los intereses secundarios, sin superarla. Por desgracia, los intereses como el juego de fútbol del domingo, la temporada de casa, el esquí, dormir hasta tarde, o disfrutar del lindo clima, suelen ser para algunos intereses que se superponen a su participación en la iglesia.
Es fácil ver que la iglesia debiera ser más importante que el fútbol. Pero, ¿y si se trata de su empleo o de su barrio? ¿Es más importante para usted el empleo perfecto, la ciudad perfecta, el barrio perfecto, o la iglesia local? Muchas personas se mudan todo el tiempo buscando un clima mejor, un empleo mejor, sin siquiera pensar (más…)
Anuncios

Un lugar para pertenecer, la iglesia local

Lecciones del Seminario: “Iglesia, Familia de Dios”

Eres llamado a pertenecer, no sólo a crecer. Incluso en el entorno perfecto y sin pecado, en el jardín del Edén, Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo”. Dios nos creó para vivir en comunidad, para la comunión y para tener una familia, y no podemos cumplir los propósitos de Dios por sí solos.

En la Biblia no hay ningún ejemplo de santos solitarios o ermitaños espirituales aislados de otros creyentes y privados de la comunión.

Aunque nuestra relación con Cristo es personal, la intención de Dios no es que sea privada. En la familia de Dios estamos conectados con todos los demás creyentes, y nos pertenecemos mutuamente por la eternidad.

Seguir a Cristo implica participación, no solamente creer. Somos miembros (más…)

¿Debe la Iglesia “Incomodar” a los de Afuera?

Lecciones del Seminario: “Iglesia, Familia de Dios”

Bajo el nombre de “iglesia” hoy tenemos todo tipo de surtido. Como Sardis, muchas iglesias “tienen nombre de que viven, pero están muertas” (Ap 3.1). Una iglesia viva, una iglesia que conoce a Jesucristo y proclama su evangelio, siempre va a estar padeciendo ataques porque tal tipo de iglesia será la conciencia de la humanidad (Lc 6.26). La iglesia siempre debe estar en polos opuestos a los del mundo. La luz y las tinieblas no tienen compañerismo entre sí (2Co 6.15).

La iglesia que es verdadera, viva y vital, manifiesta el evangelio a los muertos espirituales, y el evangelio por sí solo les puede dar vida. Esta es la misión de la iglesia. No hay manera bíblica de que la iglesia pueda cortejar al mundo. La iglesia ha de ser la conciencia del mundo. La iglesia debe estar tan bien definida en el cumplimiento de su rol de manera que llegue a ser lo contrariodel mundo.

Para los que están fuera de Jesucristo, la banca de la iglesia ha de ser el asiento menos confortable en el mundo porque presentamos un evangelio que separa. Porque cuando la iglesia arrulla al mundo, la iglesia muere. La iglesia en Sardis pensaba que estaba viva, pero estaba cortejando al mundo, por tanto no estaba viva, sino muerta (Ap 3.1).

La tarea de la iglesia no es solamente enseñar a los santos sino también advertir a los hombres de las normas de Dios. No estamos siendo justos o fieles al llamado de Dios si todo lo que hacemos es anunciar la vida abundante. En algún momento hemos que proclamar que el hombre es un pecador, que está apartado del Dios santo, y que es un hijo de ira (Ef 2.3).

La iglesia verdadera de Jesucristo no es una institución religiosa que acoge a todo el mundo; es el cuerpo de Cristo apartado para Dios, en unión y matrimonio exclusivo con Cristo y redimidos por fe. Ninguno fuera de esa redención puede ser parte de ella. La demanda para la iglesia es advertir a los que no han recibido a Cristo, advertirles con amor pero advertirles aún así. Esta es nuestra tarea.

“La Verdad que Permanece”, John MacArthur, Editorial CLIE.

Medida y Enfasis de la Iglesia

Lecciones del Seminario: “Iglesia, Familia de Dios”

¿Cómo Medimos a una iglesia?

La Iglesia es un ser vivo, un organismo; sin embargo la salud de la congregación usualmente se mide por su hacer. Para Thom Rainer y Eric Geiger, lo que importa no es la cantidad de personas asistiendo al culto–puntuación “vertical”–sino cuántos están moviéndose hacia el discipulado, lo cual se demuestra a menudo por su involucramiento en ministerios fuera del templo–puntuación “horizontal”.

¿Cuál debe ser el énfasis de la iglesia?

Esta tendencia se hace más evidente en la enseñanza de la Palabra de Dios. Demasiadas iglesias hoy día se han olvidado de que su principal propósito es muy simple: Predicar la Palabra. Como “la iglesia del Dios viviente” deben ser “columna y baluarte de la verdad” (1Ti 3.15). El resultado es la existencia de columnas falsas, decorativas, que a la postre trae como resultado un falso sentido de la salvación y de la madurez espiritual.

Actitud de la Iglesia hacia las normas morales

Lecciones del Seminario: “Iglesia, Familia de Dios”

Los estándares morales de la Iglesia evangélica actual deben ser los mismos que los de la Iglesia apostólica. Después de todo, no ha cambiado nada, y el hombre, a pesar de todo su progreso, sigue siendo un hombre nada más.

La Iglesia evangélica debería tener un grado de moral tan elevado que los pecadores lo tomaran como referencia. En lugar de eso, hemos recortado nuestra moral, aguándola y diluyéndola. Vemos a personas que nos enseñan que no debemos considerarnos más santos que otros, sino que deberíamos (más…)

Meta de la Iglesia

Lecciones del Seminario “Iglesia, Familia de Dios”

Si usted le hubiera preguntado al apóstol Pablo cuál era su meta al servir a Dios, él habría respondido: “Presentar perfecto [maduro] en Cristo Jesús a todo hombre” (Col. 1:28). Si le hubiera preguntado que describiera el trabajo de la iglesia local, habría respondido: “A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Ef. 4:12, 13).

A pesar de lo que digan ciertos “predicadores del éxito”, la meta de Dios para nuestra vida no es el dinero sino la madurez, no es la felicidad sino la santidad; no es el recibir sino el dar.

Dios está obrando haciendo que los creyentes se asemejen más a su (más…)

Una Iglesia Dirigida por Cristo

Hoy en dia hay muchas iglesias, pero pocas que reconocer a la cabeza de la Iglesia que es Cristo, por lo tanto es Cristo quien debe estar dirigiendo a nuestras iglesias.

Una Iglesia dirigida por Cristo es la que da un testimonio de fe en relacion con nuestro Dios y amor en relacion con nuestro projimo. Es la que tiene por esperanza a Cristo. (más…)

Tema del Mes de Octubre 2011

Propósito:

Enseñar y motivar al compromiso de ser miembro de la iglesia local (más…)