Cristo en vosotros, la esperanza de gloria

Entradas etiquetadas como ‘pureza’

Enteramente Preparado EN PUREZA – Jóvenes

La Pureza significa huir de toda gratificación sexual  que venga a nosotros desde fuera de nuestro matrimonio. ¿Estás viviendo en pureza?…

¿Por qué Vivir en Pureza?

Porque es la voluntad de Dios, y su voluntad es el camino para que tengamos placer verdadero y duradero, y solo lo tendremos si lo  buscamos en Dios. El problema no es buscar placer sino donde lo buscamos. Salmo 16:11; 37:4

Las reglas son para los niños, los principios son para los maduros. Y el verdadero placer es para aquellos que lo buscan en Dios.

¿Cuál es lo más Mínimo de la Impureza Moral?

La norma que Dios estableció es que evitemos todo indicio de inmoralidad sexual en nuestra vida.

Según Mateo 5:28 “codiciar a una mujer en el corazón”, esto es adulterio espiritual.

Empieza con los ojos, se nutre con el pensamiento en el corazón y me revela en nuestras acciones. La mente es motivada  a pensar por lo que entra por nuestros ojos.

Alguien dijo: La primera mirada es (más…)

Enteramente Preparado EN PUREZA – Señoritas

Al escuchar la palabra pureza, ¿que se asoma a tu mente? En realidad no es una palabra que se escuche a diario en el mundo actual y mucho menos entre los jóvenes.

Es mas, hasta pueda llegar a ser un término utilizado como algo anticuado, ridículo, que no es cool! y la mayoría de veces se refiere a
términos sexuales.

Pero la pureza es muchísimo más que eso, alguna vez pensaste ¿Qué es la pureza para Dios? ¿Qué dice la Biblia acerca de ella?

La Biblia nos habla en Genesis 24:16 de una señorita llamada Rebeca y de ella dice: “Y la doncella era de aspecto muy hermoso, virgen, a la que varón no había conocido…” La Biblia exalta la pureza sexual. No importa cual sea la opinión de la sociedad, lo importante es que Dios en su Palabra nos dice que la pureza tiene valor no sólo por motivos espirituales, sino también por motivos sociales y psicológicos.

La Pureza es un mandamiento del Señor. La pureza no es sólo una exigencia para las hembras, sino también parta los varones. El apóstol Pablo le ordenó a su discípulo (más…)