Cristo en vosotros, la esperanza de gloria

Archivo para la Categoría "Amar a Dios"

Estado

Amar a Dios en Enero del 2015

Ahora en enero estamos enfatizando unos de nuestro propósito que es “Amar a Dios” y la meta principal es agrupar a los nuevas personas que han estado llegando a nuestra iglesia

Queremos que cada persona que ya estado asistiendo se sienta parte de “Nueva Esperanza”

Nuestros eventos para este mes son:

  • Conexión de Parejas – Viernes 16 a las 7:00 pm.
  • Conexión de Jóvenes – Viernes 23 a las 7:00 pm.
  • Conexión de Señoritas – Viernes 23 a las 7:00 pm.

También como inicio del año estamos enfatizando la menta de leer todo el Nuevo Testamento en este año.

La serie de mensajes para este mes es: “Beneficios de la Palabra de Dios” del salmo 19:7-12

Descarga el devocional para este mes:

Devocional_Enero_2015

 

El Domingo pasado vino a predicar el Pastor Luis Navarro, fue de gran bendiciones para la iglesia, varios tomaron decisiones..gracias Pastor Luis.. Aqui les pongo algunas fotos..

Dia de la Madre – Domingo 09 mayo

Culto Jueves 06 – Atrapado en la trampa del pozo

Cuando uno entrega su vida a Cristo, aprende a vivir en santidad como Dios quiere que viva. Después de un tiempo cayendo en pecado llega a pensar “no se puede vivir así”, y después de mucho intentos llega a decir “no puedo” y con el tiempo deja de vivir en santidad para vivir en desobediencia, y no quiere volver a vivir en santidad porque esta desanimado de haberlo intentado varias veces… es así entonces que ha caída en la trampa del pozo.

Hay frustración al encontrarse atrapado en un pozo, un pozo entre el modelo bíblico para el control de sí mismo y su propio fracaso en vivir según ese modelo.

Todos hemos experimentado es pozo entre lo que somos y lo que debemos ser.

La Biblia dice que seamos perfectos como el Padre celestial, pero en silencio suspiramos  y pensamos “Nunca Sucederá”

Yo llamo a este estado de mente la “trampa dl pozo”. Así es como funciona: Como cristianos todos tenemos cierto conocimiento sobre lo que Dios espera de nosotros. Pero logramos menos de lo que sabemos que debemos estar logrando. Luego entonces existe un pozo entre lo que sabemos que se nos exige y nuestro comportamiento en sí. Si la distancia entre lo que sabemos y lo que estamos viviendo se hace demasiado grande, correctamente se nos puede llamar hipócritas.

¿Puedes imaginarte una vida en la que rompes los hábitos pecaminosos y haces verdadero progreso en la santidad? Esa vida es posible.

Sin duda, una de las cosas más frustrantes de la vida cristiana es la aparente contradicción entre lo que Dios espera que seamos y lo que nosotros, por experiencia, sabemos que somos.

1Co. 6:11 nos dice que estamos santificados y 2Co. 7:1 nos dice que estamos contaminados. Somos santos delante de Dios, pero en nuestra manera de vivir estamos contaminados, por eso necesitamos santificarnos, limpiarnos cada día.

Nuestra transformación interna es un proyecto en progreso.

La santificación es tanto definitiva (que ocurre en el momento de la conversión) como progresiva

Fuimos cambiados y estamos cambiando.

La doctrina de la santificación contesta las preguntas que ha hecho casi todo cristiano en la historia de la iglesia:

¿Cómo cambio? ¿Cómo crezco? ¿Cómo me hago como Cristo? ¿Cómo salgo de la trampa del pozo?

El significado bíblico de la palabra santificar es “apartar; consagrar”. Puede aplicarse a una persona, lugar, ocasión, u objeto. Cuando algo es santificado, es que se ha separado del uso común y se ha dedicado a un uso especial.

La palabra “santificación” ha sido usada para describir el proceso por el que pasa el creyente a medida que el Espíritu de Dios obra en él para hacerlo como Cristo. El proceso comienza en el momento en que nacemos de nuevo y sigue mientras vivamos.

La santificación quita la contaminación del pecado. Al decir contaminación queremos decir la corrupción de nuestra naturaleza que es el resultado del pecado y que, a su vez, produce más pecado.

La Biblia también describe la santificación como crecimiento en santidad. Por santidad me refiero a una devoción a Dios y el carácter que resulta de esa devoción. La santidad incluye amor y deseo de Dios[8] También incluye el temor de Dios, que John Murray ha llamado “el alma de la santidad”.[9] Habiendo sido liberado del temor del tormento eterno, el cristiano teme a Dios al enfocarse no en su ira sino en su “majestad, santidad y transcendente gloria…”[10] 10 El temor del Señor tiene en el corazón un efecto purificante y es una precondición para la intimidad con Dios.

La santidad tiene que ver con más que moralidad y celo. Surge de una unión con Cristo y una pasión por darle honra. Una persona santa quiere ser como su Señor para darle placer a Él. Quiere sentir lo que Dios siente, pensar como Él piensa, y hacer su voluntad. En pocas palabras, desea tomar para sí el carácter de Dios para que Dios pueda ser glorificado.

Fil 2:12-13 ya tenemos la salvación ahora debemos ocuparnos en ella. Ejemplo: ya tienes tu casa, ahora debes ocuparte en ella, cuidarla, mantenerla, limpiarla, etc.

Dios quiere que lleguemos a la madurez espiritual, no a ser infalibles (que no tienen errores). Madurez, “los que han logrado razonable progreso en el crecimiento y la estabilidad espiritual.”

Entonces:

–          Deja de ser lo que eres, para ser lo que Dios quiere que seas.

–          Toma lo que Dios quiere para ti y hazlo real.

–          Pon en acción lo que sabes de Dios en tu vida.

–          Toma la decisión de vivir en santidad.

Razones para salir de este pozo.

Generalmente hablando, el mundo tiene una impresión negativa de la santidad. Muchos la igualan con una existencia aburrida, que carga con una cruz vacía de gozo.

Para que Dios sea glorificado. Cuando nosotros somos santos, damos peso a lo que decimos de que Dios es tan real y maravilloso como decimos que es. Pablo nos dice que las buenas obras de los cristianos adornan la doctrina de Cristo (Tit 2:10). Hasta los que niegan a Dios son obligados a admitir su realidad cuando su pueblo anda en sus caminos.

Para tener la presencia de Dios. (Jn 14:23). Es un tremendo gozo y consuelo tener la presencia del Padre y del Hijo por medio del Espíritu Santo. Y Jesús indica que esta presencia es una presencia amorosa, no indiferente ni impersonal. Por supuesto que junto con su presencia viene su poder, que nos permite vencer los obstáculos de la vida. Además de paz y gozo.

Para tener compañerismo con otros cristianos. Si caminamos en oscuridad, no podemos gozar de auténticas relaciones con otros creyentes. (1Jn 1:7).

La verdad de Dios combinada con el ejemplo del pueblo de Dios son absolutamente necesarios para mi crecimiento espiritual. Y cuando he andado en sus caminos nunca me ha hecho falta ninguno de los dos. Nos necesitamos unos a otros en el contexto de la iglesia para poder triunfar. La santidad y la comunidad cristiana van mano a mano.

Para tener seguridad de salvación. Aunque nuestra salvación no se basa en nuestro afán de ir tras la santidad, la seguridad de salvación seguramente está conectada con ello. En su segunda epístola, Pedro exhorta a sus lectores a hacer todo esfuerzo por amontonar virtudes espirituales, añadiendo virtud a la fe y entendimiento a la virtud hasta tener en medida abundante dominio propio, constancia, devoción a Dios, afecto fraternal y amor (2P 1:5-9). Él advierte que cuando éstos faltan, la persona puede olvidar…

“…que ha sido limpiado de sus pasados pecados.

Para evangelizar. Se ha dicho que aunque el mundo no lea su Biblia, ciertamente lee a sus cristianos. Dios usa a gente santa para alcanzar a otros. No perfecta, sino santa.

Entendimiento, sabiduría, y conocimiento. Estos tesoros esperan a los que buscan a Dios de todo corazón (Pr 2:1-11). Se esconden del perverso, el rebelde, y el necio.

Ver a Dios. (Heb 12:14). Ocurrirá después del regreso de nuestro Señor cuando todo enemigo haya sido vencido y hayamos sido totalmente santificados. En ese tiempo nuestra visión de Dios será continua e intensa, sin distracción ni la conciencia de sí mismos que causa el pecado. Entonces conoceremos así como somos conocidos. No que nuestro conocimiento de Dios será completo, porque Él siempre nos revelará más y más de su infinito y maravilloso ser.

“Dichosos los de corazón limpio,” dijo Jesús, “porque ellos verán a Dios” (Mt 5:8). Esta continua iluminación de su grandeza y bondad ciertamente es la maravilla más sobresaliente que resulta de una vida de santidad.

Domingo Noche – 02 Mayo

Tuvimos 36 en asistencia. Despues del culto hicimos una reunion con todos los hermanos a excepcion  de las mamás porque hicimos preparativos para el día de la madre, los hermanos fueron muy generosos. Para ese dia especial para las madres, tendremos un cortometraje dirigido por Guido (Nominado al Oscar de Enace),  muchos regalos y unas ricas brochetas terminando el culto.

Este Domingo tratamos el tema de:

¿Por qué es necesario nacer de nuevo?
Tomando el libro de Juan capitulo 3

1. Para entrar al reino de Dios.

2. Para tener una vida Nueva.

3. Para entender la Palabra de Dios.

Domingo en la Mañana – 02 mayo

La Disciplina en la Iglesia

Qué triste que un pecado tan horrible se conozca tanto en la iglesia («se oye», v. 1) y arruine así su testimonio. Pablo da tres razones por las cuales la iglesia tenía que ejercer una amorosa pero firme disciplina y contender con el miembro ofensor.
1. Por el bien del ofensor (5.1–5)
El primer motivo es ayudar al pecador, mostrar amor cristiano al procurar traerlo al arrepentimiento.

Permitir a los miembros de la iglesia que vivan en pecado abierto los lastima a ellos mismos, tanto como a Cristo y a la iglesia.

¡Qué terrible que un cristiano viva en pecado con una persona inconversa mientras que la iglesia no hace nada al respecto!

La iglesia estaba «envanecida» y se enorgullecía de su «actitud liberal».

Pablo les dijo que deberían haber estado lamentándose, y la palabra griega que usa aquí significa «lamentar por el difunto».

El pecado de ellos es como la levadura, «eleva» lo que infecta.

Pablo juzga al hombre e instruye a la iglesia a excluirlo del compañerismo.

2. Por el bien de la iglesia (5.6–8)

«¿No se dan cuenta que un miembro viviendo en pecado abierto puede contagiar a toda la iglesia?» (véase v. 6).

No debemos permitirnos que la levadura del pecado crezca en silencio en la iglesia y genere problemas y vergüenza.

Cristo murió por nosotros, no para hacernos como el mundo, sino para hacernos semejantes a Dios. 1 P 1.16).

Cada miembro de la iglesia debe velar para que la levadura del pecado no crezca en su vida. Y, si el pecado llega a conocerse, los líderes deben dar los pasos adecuados para proteger el bienestar espiritual de la iglesia.

3. Por el bien del mundo (5.9–13)

La iglesia no puede cambiar al mundo si es como el mundo.

Se espera que el inconverso viva en pecado, pero incluso el mundo espera que el cristiano sea diferente.

El mismo acto de la disciplina es un testimonio al mundo y una advertencia a la iglesia, y en especial a los nuevos creyentes, de que Dios espera que sus hijos sean diferentes del mundo. ¡Condonar el pecado es negar la misma cruz de Cristo!

Jueves 29 de Abril

Este Jueves tuvimos 33 en asistencia, y tratamos el tema. ¿Cómo vivir en Santidad?

1. Apartate inmediatamente. No debemos esperar mucho tiempo para apartarnos del pecado, porque provocaremos endurcimiento del corazón.

2. Limpiate totalmente. La Confesión debe ser diaria, cada día debemos limpiarnos por la palabra y la oración de confesión de pecados. Confesión es como limpiarse los zapatos, pues caminamos en este mundo de pecado y siempre nos ensuciamos con el polvo del pecado.

3. Dedicate constantemente. No solo debemos apartarnos del pecado sino tambien debemos dedicarnos al servicio a Dios. El servicio constante nos ayuda a mantenernos en santidad, porque no da la responsabilidad de confesar nuestros pecados.

Culto Jueves – Predico el pastor Luis Benites

Antes del culto encontre a los hermanos haciendo la limpieza, y nos preparabamos para el culto. Este culto fue especial pues tuvimos tres hermanos que nos visitaban de otras iglesias, una hermana de la iglesia de la “Victoria” y dos pastores, el pastor Joel Cardenas ministrando en Alto Selva Alegre y el pastor Luis Benites que viene desde Lima, fue él quien vino a presentar su ministerio y a predicar, el mensaje fue de gran bendicion.

Estaremos orando para ver si podemos apoyarlo como misionero.

El Mensaje fue: ¿Por qué deberiamos seguir evangelizando?

  1. Porque es un mandato divino
  2. Porque es Jesús nos dió el ejemplo
  3. Por compasión a las personas, acerca de su destino eterno
  4. Porque recibiremos recompensas por nuestra labor